viernes, 6 de marzo de 2015

FIN DE SEMANA ROMANO: creí que nos quedábamos sin crónica

     Los Dioses no nos han sido propicios. A mi me surge un imprevisto que me ha ocupado todo el día, con lo cual el entrenamiento dominical se queda sin cronista. A la Media Maratón de Mérida, si no se me olvida nadie, acuden 22 de los nuestros:
 JOSÉ Mª, PETER, ANTONIO ALONSO, SAMUEL, JOSÉ MIGUEL, MANU, BASILIO, ERNESTO, MARTÍN, PEPE, PACO CASILLAS, EL OTRO PACO, ANA, ÁNGELA, Mª CARMEN, SILVIA, MONTSE MAYTE, GABRI, MANOLO, ÁLVARO Y FITO
 pero al llegar a casa miro el móvil y no tengo ninguna llamada perdida, miro el correo y me alegro al ver que al menos Ángela se ha ocupado de enviar un reportaje gráfico.
 Resultado: QUE POR PRIMERA VEZ EN MUCHO TIEMPO, CREO QUE AÑOS, 
NO TENDRÍAMOS CRÓNICA.
     Pero ahí estaba nuestro debutante, Manu, que en un periquete y al ver el blog tan desangelado, prepara su particular relato de la carrera en el que sabe transmitir su vivencia de la misma con gran maestría, habrá que ficharlo para el equipo de cronistas, ahí va.....

MEDIA MARATÓN DE MÉRIDA

     Quedamos en los aparcamientos del rodeo a las 9 de la mañana, Paco, Álvaro, Montse, Ernesto, Samuel, Jose Luis, Peter, Martin, Pepe, Ángela y su marido y un servidor que se estrena en eso de las medias. (Creo que no me olvido nadie). Nos ponemos en marcha y en la carretera nos encontramos con Ana, Antonio e hija.  Llegamos a Mérida y a recoger los dorsales. Unas risas por aquí, otras por allá. Se incorporan Manolo, Silvia, Zazo, Mayte y Paco. Se acerca la hora, traspie de Paco y al suelo, anécdota, ha corrido y terminado el tío.  En la línea de carrera todos y algunos más que se han incorporado. Preparados listos, ya!!, comenzamos!! . Nos dirigimos desde meta al Puente Lusitania y poco a poco se va estirando el grupo. Mucha gente y un calor que poco a poco iba en aumento. Nos plantamos en el Puente Romano en un salto y las sensaciones son buenas, allí nos esperaba la guardia romana.  Llegamos al km 9-10 y unos tambores se oyen a lo lejos, cerca del circo nos reciben bien a mitad de la carrera. Se agradece. Los grupos comienzan a separarse al igual que el resto de corredores. Cada uno a su ritmo. Por el camino primeros desfallecidos, me comentan que Mayte pinchó y quedo en el camino (que mejores). Cuidado, llegamos al km 13 y empezamos con las cuestas,  aquí está la tele local esperándonos. Seguimos para bingo, en el 15 otra cuesta bastante aparente y por si habíamos tenido poco llegamos a la buena, la del km 17. Nos encontramos bastante gente andando rendida. Vamos!! vamos!!, nos gritaba una familia, ¡ya lo tenéis!!. Aún con fuerzas llegamos al teatro,  que bonito!!,  esta carrera tiene algo que....., apuramos y ya estamos, se estrecha la calle, la gente grita, apoyan a cada corredor que llega,  se agradece. Por fin.... final ! Conseguido 21 kms a la saca! Poco a poco nos agrupamos y comentamos la carrera todos. 
Manu
     Y el Maestro nos sirve la crónica del entrenamiento de Domingo
 
ENTRENAMIENTO DOMINICAL

       Sin que sirva de precedente, hoy en vista de que tocaba una tirada larga importante, tenia la intención de llegar puntualmente. Cual es mi sorpresa cuando al llegar observo que apenas hay coches y solo están dos corredores, Antonio Rodríguez y Javi.  Pensé que mi reloj iba adelantado, pero no era así, a continuación llego Pedro, solo estábamos CUATRO. Comentábamos que algunos nos habían referido que vendrían, pero allí no apareció nadie más -la media maratón de Mérida tiene muy buena aceptación- así que tras una espera algo más que prudencial partimos con una conversación amena recordando viejos tiempos y sobre todo con la duda de a quien se refería Ñete en Sevilla, para hacer el camino habitual en dirección a la Ermita y giro hacia el Arroyo del Gato. – Gracias a nuestro amigo Pepe, que en ese punto siempre nos tiene avituallamiento líquido. Javi y Pedro dudaban entre acompañarnos o volver al punto de partida, pero no fue difícil convencerlos y nos fuimos los cuatro por el C.A.N.A.L. hasta la altura del campo de golf para desde allí coger el camino que cruza el canal y dirección al campo de vuelo volver al arroyo del gato. Allí nos despedimos, ellos volvieron al Tenis Club con 21 kms. en las piernas, algo que no pensaban. Y Antonio Rodríguez y yo dimos otra vueltecita para al final completar la tirada prevista de 28 kms. Por último indicar que hemos tenido muy buen tiempo con buena temperatura y una pequeña brisa que hacia que fuese bastante agradable.
Enhorabuena a los de Mérida y en especial a los debutantes!! 
Dioni
     Si alguien más tiene a bien escribir cuatro líneas sobre lo que sepa del entrenamiento dominical ó de la carrera de Mérida y enviarlas al correo del Club villanuevacorre@gmail.com yo, a lo que me llegue de unos y otros, le daré forma para hacer una crónica. Seguro que entre todos conseguimos un magnífico relato.

HOY HABLAMOS DE.......

     En la Media de Mérida teníamos hoy a un debutante, Manu, era su primera media maratón y para él va dedicado el artículo que nos ha enviado Dioni

Guía del corredor novato: ¿qué significa ser finisher?

Por Mario Trota - 20/02/2015
     Todos, novatos y veteranos, entendemos la palabra finisher como un reto, una meta, un desafío. Y solemos usar la original en inglés, porque decir "terminador" suena un poco raro, ¿no? Aunque resulte algo pedante, decir que eres finisher suena algo mejor.
    Ese debe ser siempre el primer objetivo de un corredor. Cuando se enfrenta a una carrera, cruzar la meta es el principal desafío. Luego se puede hacer más rápido o más lento. Pero la satisfacción personal que ofrece concluir la distancia prevista es la más gratificante. Por eso es recomendable, sobre todo para los novatos, que se planteen metas sencillas y adaptadas a su nivel. Ya habrá tiempo de mejorar marcas. Y si un problema físico o un incidente inesperado impiden acabar la carrera, tampoco debemos hacer un drama de ello.
    Pero ser finisher ofrece al corredor un nuevo status. En todas las etapas por las que va pasando cuando crece en su capacidad y su rendimiento. Posiblemente, la primera vez que acabas una carrera sea la más recordada y la que se guarda con más cariño. Es la ocasión en la que te conviertes en finisher por primera vez. Cruzas la meta y, da igual el sufrimiento que hayas padecido, sonríes ampliamente. Has conseguido lograr un objetivo. El primero. Normalmente es una carrera de 5 o como mucho de 10 kilómetros. O así debe ser. Hay que empezar poco a poco.
     Luego están los que quieren más. Carreras y distancia. Si bien es cierto que muchos novatos en las carreras no están por la labor de ir más allá y apenas hacen un par de carreras de 10 kilómetros al año (además de los rodajes con sus amigos un par de días o tres por semana), son un número muy elevado los que se lanzan a cruzar metas casi cada semana y empiezan a subir la distancia de las mismas. 
     Llega la 
Media Maratón, y con ella un nuevo nivel de finisher. La satisfacción crece porque hemos sido capaces de mejorar, de superar obstáculos y, con entrenamiento, paciencia y esfuerzo, hemos ido más allá.
   Pero donde realmente la palabra finisher toma toda su dimensión es en la meta de una Maratón. Es posiblemente la más grande de las satisfacciones de un corredor. Cruzar la meta después de correr por primera vez en su vida 42 kilómetros y 195 metros del tirón.
   Muy pocas sensaciones pueden compararse a esa. Las emociones que se sienten en los últimos metros, cuando te sabes ya ganador (sí, porque todos ganamos), cuando ves la meta al alcance de tus zancadas, son difíciles de describir. Yo recuerdo que la primera vez que acabé una maratón me sentí infinitamente feliz, grité, reí y lloré. Porque no puedes contener el torrente de sentimientos que te abordan en esos instantes. 
   Y en los minutos siguientes, cuando vas siendo consciente de lo que has conseguido, tu grado de autoconfianza va creciendo por momentos. Te dices: "si he sido capaz de conseguir esto, puedo hacer muchas otras cosas en mi vida. Es cuestión de proponérselo, trabajar por ello e intentarlo". Y si no lo consigues, al menos te quedarás con la satisfacción de haber puesto todo tu esfuerzo para lograrlo. 
  Luego están los que siguen aumentando kilómetros y hacen 
ultramaratones, largos trails de montaña, carreras de varios días. Y al acabar son finishers de otro nivel. Para algunos son como de otro planeta. Aunque la distancia es lo que menos importa. No se es menos por no correr nunca una Media Maratón o una ultra maratón.
   Porque ser finisher es mucho más que cruzar una meta de una carrera. Es el premio por la dedicación y el empeño en lograr algo. Y de eso sabemos mucho los corredores. 

Un saludo

10 comentarios:

javi dijo...

Regalo un dorsal de la media de merida. Si hay algún interesado puede que venga a mi casa.
Javi

javi dijo...

Quería decir que venga a mi casa.
Javi

Manuel Maria Ramos Santos dijo...

Gracias por la dedicatoria.

Anónimo dijo...

en este enlace tenéis un reportaje fotográfico de la carrera donde os podéis buscar,un saludo Martín
https://www.dropbox.com/sh/h2c7l9m0hx0wmw8/AABFnrbEsprlXtn52Lejjs3na/2015?dl=0

pepe I el justo dijo...

Manu eres un fenómeno como compañero y como cronista ENHORABUENA por tu primera media y por tu primera crónica seguiran por lo menos muchas medias y algun maraton...... Un saludo a todos
P.D. yo sigo progresando adecuadamente ayer gracias a Ernesto

Luismi dijo...

Enhorabuena a todos/as los participantes en Mérida. Viendo la clasificación veo que dejamos el pabellón bien alto. Ahí tenéis a Pepe con su 1:29 (que gran liebre Ernesto), incluso yo que ni siquiera fui hice 1:37 (desde el sillón). El que me preocupa es Basilio, 2:03. ¿pero qué carajos hicisteis con los dorsales? jajaja!!!

Un saludo

pepe I el justo dijo...

Amigo Luismi antes de dar los dorsales jugamos al pinto pinto gorgorito y los fuimos dando los dorsales eso pasa si te acuestas un poco piripi

Anabel Barrero Gordillo dijo...

Hacia mucho tiempo que yo no tenia esta mala sensación, la de acabar una carrera a tramos corriendo-andando... hasta ahora no he sentido en mi la sensacion del fracaso en una carrera, será que voy a muy pocas, seguramente es por el miedo que siempre tengo, no se si al fracaso o a las lesiones. Pero ayer ese miedo se hizo realidad con dolor, no se que me pasaba pero la pierna no respondia tenía dolor cuando corria, parecia que disminuia cuando andaba y era imposible subir una cuesta por pequeña que fuera. En el km 18 me planteé abandonar pero la solidaridad de los compañeros hizo que tirara para alante gracias tambien al publico que animaba bastante. Una vez atravesado el teatro romano, creo que los dioses que estabn por allí me untaron de una fuerza de la que ya carecía, y me animé a correr y no parar hasta la linea de meta que la pude cruzar con un gran amigo y compañero con el que ya he cruzado algunas metas y hoy el destino ha querido que tambien la cruzara con el.

Peter dijo...

Holaaaaaa
Pues yo tengo poco que añadir a la crónica de Manuel, darle la enhorabuena por su primera media y a los/as que hayan tenido algún problemilla en la carrera como a paquito, que tenía el tobillo por la foto que vi bastante inflamado, una buena recuperación.
Anabel(y para tod@s), lo mejor de esto es que siempre habrá una carrera en la que puedas hacerlo mejor, esta locura tiene revancha y es bastante gratificante!!!!! (lo digo con la boca pequeña, que yo no me puedo comparar con los grandes corredores con los que me junto cada Domingo generalmente que tienen experiencia en muchísimas situaciones más que yo)
Alguien por ahí tb no pudo hacer lo q tenía planificado, pues lo mismo para ell@s.
En cuanto a mi carrera decir que bien, no todo lo bien que esperaba ya que me fallaron las fuerzas en el 18( perdí el gel y no pude tomar nada en la carrera) pero así y todo baje mi marca y estoy contento y si yo puedo que llevo poco en esto, puede cualquiera!! Se aprietan los dientes, se controla la respiración y pa´lante
Un placer haber corrido una vez más con todos vosotros, amenazo con volver a hacerlo!!!! ;)

Peter dijo...

https://www.facebook.com/MeridaDeportes?fref=photo&sk=photos