domingo, 11 de agosto de 2013

MILLA VERTICAL DE MAGACELA Y DOMINGO DE CALOR


Últimos metros de Victor 1º clasificado 
       Ayer se celebraba la III edición de la Milla Vertical "Guerrero de Magacela". A partir de las 8 de la tarde fuimos llegando Victor, Alfonso, Álvaro, José Mª, Rafa, Samuel y yo. Mirábamos hacía arriba y daba miedo lo que nos separaba de la meta. Como siempre gran animación en la zona de salida, muchas caras conocidas de corredores de Villanueva y Don Benito, también algunos foráneos y entre el tumulto distinguimos la figura de Román "Gacela de Vallecas" con su ya clásica cámara que rápidamente puso a funcionar durante el calentamiento. También estuvimos con Jose "tomate running" que declaró encontrarse un poco fuera de forma y con dos corredores de San Sebastián aunque de procedencia extremeña y que nos prometieron que se esforzarán por encontrar nuestras camisetas en la Maratón. La salida se hizo esperar por la nutrida participación en las carreras infantiles después de las cuales los jueces tenían que ascender hasta el Castillo para esperarnos allí. Eran las 21,40 h. cuando un mozalbete gritó aquello de: preparados, listos, ya!! y comenzaba una vertiginosa ascensión. No llevaríamos 100 m. cuando Álvaro mira hacia atrás y grita: ¡ostia, nos hemos quedao los últimos!!. La gente había salido a una velocidad increíble así que la recogida de cadáveres no tardó en comenzar. 300 metros, Alfonso y yo nos echamos a andar, recuperamos durante 50 m. y eso nos dio bastante aire para poder seguir corriendo, sobre todo a él, ya no le alcanzaría en lo que restaba de subida. Álvaro hacía tiempo que nos había dejado, Samuel iba muy por delante y Rafa en plan conservador por detrás, igual que José Mª, de Victor nada os puedo contar porque no lo ví hasta la cumbre. La subida fue dura, durísima para todos, los de fuera estaban alucinados con las pendientes, es una carrera en la que sólo echarte a andar ya tiene mérito, correr es prácticamente heroico, la gente del Pueblo no para de animarte a que sigas, gritando aquello tan clásico que escuchamos en cada carrera: ¡¡venga que ya estás ahí!!. A mitad del recorrido Rafa me alcanza y me rebasa sin dificultad, un poco después llega a mi altura José Mª que me anima a que me enganche a él, lo intento con todo lo que me queda. Cuando parece que vas a desfallecer, que no vas a poder seguir ni siquiera andando, el camino hace una revuelta y tras ella aparece la última rampa hacia el castillo en la que divisamos a Ñete apostado para inmortalizar con su cámara nuestro sufrimiento.



















A la meta llegas sin aire y con un dolor terrible en la garganta y el pecho....todo ha terminado y un año más estás arriba. Allí nos enteramos que el gran VICTOR había sido el campeón de la prueba, su hijo fue 1º en su categoría y 3º en la general infantil. Álvaro a pesar del "entrenamiento invisible" del Viernes, a pesar de la ruta en bicicleta de la mañana, en la que su ímpetu rompió la cadena, a pesar de la dureza de la prueba, volvió a dar una lección de potencia y fue el segundo de los nuestros en cruzar el arco. Después fuimos llegando como las cuentas de un rosario Samuel, Rafa, Alfonso, José Mª y yo. Cuando comenzábamos a bajar vimos la llegada de Román "Gacela de Vallecas" completamente extenuado pero seguro que dispuesto a repetir el año que viene.



(para ver las fotos en tamaño grande ó para descargárte alguna, pulsa sobre ellas)

CRÓNICA Y FOTOS DE ROMÁN       

Y hoy Domingo tocaba entrenamiento de los buenos. Al salir ya teníamos 26º C lo que presagiaba un entrenamiento duro. Además de este cronista se han presentado Álvaro, Alfonso, José Mª, MiguelDioni, Montse, Ñete, Luisa, Mayte, Consuelo, Manolo, Pepe y la reaparición tras Peñalara de Jose y Fito. El plan de entrenamiento era hacer un recorrido de 18,5 kms. combinando el circuito de "los chaleres" invertido y el del "5º coto". No llevaríamos 2 kms. cuando Miguel que había salido tocado sintió molestias importantes que le obligaron a dar la vuelta. Un poco más adelante se dió la vuelta Consuelo para que le salieran los 35 minutos que llevaba para hoy en su plan de recuperación. Los demás seguimos a buen ritmo hasta el avituallamiento situado antes de la Ermita. A partir de ahí el grupo se dividió en dos, los de la Maratón (excepto Montse) más Manolo y Ñete que se fueron hacia el 5º coto y los que no estamos preparando nada (más Montse) que nos dirigimos directamente a la torreta para luego volver por el C.A.N.A.L. y hacer así 16 kms. Al Tenis Club llegaron los dos grupos separados unos minutos y bastante tocados por la alta temperatura que a esa hora, ya superaba los 30º C. En fin, un entrenamiento más al que ya no hay que tenerle miedo.
       Te recuerdo que el Jueves próximo es la Carrera de Miajadas, que la inscripción es gratuita, que si quieres participar dejes un comentario aquí en el blog o envía un correo diciéndolo. Toda la información de esta carrera la puedes obtener pinchando el poster de la misma qe se encuentra en el margen derecho.
       Próximo entrenamiento colectivo el Martes a las 20,30 desde los aparcamientos del C.A.N.A.L. para hacer unos 12-14 kms. por el, a la vez temido y amado, Camino de Magacela y alrededores con visita a nuestro olivo.

Un saludo

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Como.siempre un placer leer tus crónicas y otro año sin poder participar en la milla vertical, este año me hacia mucha ilusión, pero tocaba trabajar. Saludos Julio.

Anónimo dijo...

Por cierto, lo de los manguitos debería considerarse dopping. Julio

Jose María Díaz dijo...

Para mi fue todo un placer poder acompañaros en esta carrera tan peculiar.
La única pena no poder haberme podido quedar al terminar la carrera .

Luismi dijo...

Para mi la carrera de Magacela también fue un rato de sufrimiento muy agradable que si los dioses me son benévolos repetiré el año próximo y os animo a los que no habéis ido nunca a que vayáis a probarlo.
Mi más sincera admiración por Victor que es un auténtico campeón en todos los sentidos. Para ilustrarlo os contaré una anécdota:

"Finalizada la carrera coincidimos con él en la cumbre y la pregunta por nuestra parte era insistente ¿que tal te ha ido Victor?, así uno y otro y otro y la respuesta siempre era la misma: bien, bien. Hubo que esperar a que alguien le preguntara directamente ¿pero en qué puesto has quedado? para que tímidamente dijera: el primero. Lo dicho, todo un campeón.

Un saludo

Manu dijo...

Ante todo enhorabuena por el blog que os curráis. Yo también estuve el sábado pegandome el calentón hasta llegar al Castillo, pero mereció la pena. Mañana estaremos en Miajadas, a ver que tal se da.

Saludos de un Jabeño blanquinegro.

Nos vemos corriendo.